Campeón de la sencillez | Revista independiente de música

Revista de música independiente en:

Más poplacara:

Campeón de la sencillez

Vivimos rodeados de bandas que se toman muy en serio a sí mismos y lo impregnan todo de una trascendencia que causa hilaridad tras contrapesarlo con la auténtica valía de su propuesta. sí que es muy de agradecer que existan artistas como Joan Colomo; un campeón de la complicidad con el público, de la espontaneidad en el escenario, en definitiva de esa sencillez que arranca sonrisas francas de bienestar entre la gente.

Todo esto no serviría de nada si no viniera arropado de un cancionero sólido. Pero no es el caso del cantautor vallesano, un músico inquieto que disco a disco (ya van cuatro) ha ido puliendo su personal fórmula de pop-rock ecléctico, hasta el punto que ha dejado de ser ese “secreto mejor guardado” de la escena barcelonesa y ha pasado a un estadio superior.

Lo pudimos comprobar nuevamente en el desembarco de la gira de La filia i la fòbia (Bcore disc 2014) en la sala grande del Apolo, en el que hubo una generosa entrada. Tras la breve actuación de Germà aire y su música expansiva apareció el de Sant Celoni solo en el escenario con camiseta blanca y vaqueros, dando uno de esos discursos cómicos en que atropelladamente repartía agradecimientos y reconocía la ilusión que le hacia poder estar en semejante escenario ante tanto público.

Seguidamente arrancó con las delicadas notas de A tus pies y la banda se unió con esa castaña eléctrica que es Reses sociales. Desde ahí hasta El abismo de uno mismo (de su primer trabajo) desfilaron una veintena de canciones donde hubo para todos los gustos y colores y ni siquiera algunos problemillas técnicos a la batería de por medio enfriaron el ambiente gracias a la labia de Colomo.

Hicieron acto de presencia todos sus discos: de La filia i la fòbia  resaltaron Els amigos, Els problemes creixen, esa joia melódica que es Dona negra, las rítmicas cortantes de El nuevo orden cósmico y Hazme reír; de los dos volúmenes de Producto interior bruto (Bcore 2011-2012) destacaron El xipré, Hort mort y la muy coreada Màgic. Tampoco se olvidó de Contra todo pronóstico (Bcore 2009), del que rescató, tal vez el mejor momento de la noche, la íntima belleza de “L’ocell”.

En definitiva, otro buen concierto de un músico que a pesar de su juventud lleva ya un buen carrerón a sus espaldas y eso se nota en el escenario. Viendo su progresión, seguro que lo mejor está aún por llegar.

   

Versió catalana

¡Compártelo!
A