Concierto Diiv en Monarch | Revista independiente de música

Revista de música independiente en:

Más poplacara:

Concierto Diiv en Monarch

Concierto Diiv en Monarch

El pasado agosto el grupo Diiv pasó por la ciudad para presentar, dentro de su gira europea, el álbum Oshin. Criatura de Zachary Cole Smith, componente de Beach Fossils, Oshin es un disco envolvente por sus guitarras, por sus amplias secuencias instrumentales y por su aire juvenil. Rebelde y vivaz underground.

Una tarde repasando vídeos de Best Coast en la red, encontré marginalmente clips de Beach House. Curioseando a Beach House, y por mera inspiración playera, llegué hasta Beach Fossils. Y Beach Fossils me condujeron a Diiv ya que uno de sus componentes, Zachary Cole Smith, es el creador de este proyecto. Originalmente llamaron a la banda Dive por el tema de Nirvana pero tuvieron que cambiarlo a Diiv al entrar en conflicto con un grupo belga. Así que con Diiv se quedaron, y de Diiv tenía que salir algo bueno. El mar es lo que tiene.

Esta vez fuimos a la pequeña y acogedora sala Monarch, también en el barrio berlinés de Kreuzberg. En una tarde nada calurosa de finales de agosto, Diiv presentaban su álbum de debut, Oshin. De nuevo el sello discográfico Captured Tracks edita este Lp así como sus tres singles Human, Sometime y Geist.

Cuatro eran los chicos llegados de Brooklyn. Casi en familia interpretaron sus temas, éramos poquitos. En ellos pudimos apreciar mucho bueno: En una atmósfera post-punk, sus melodías cadentes y repetitivas, marcadas por golpes en la caja, martilleaban motorik en su tema Air conditioning, instrumental en su totalidad. Diáfanas guitarras reverberaban un sonido jungle pop en sus canciones. No en vano esta banda reconoce su admiración por Baba Sahla, el gran guitarrista de Mali. Y esas limpias guitarras del mundo le dieron al concierto un algo que los descargaba de decadencia o pesadumbre, que los hacía ligeros.

Sentí del mismo modo que un toque grunge los adornaba. Los adornaba de un modo que me cuesta explicar. Más adelante descubrí la versión que hicieron del Bambi Slaughter de Kurt Cobain y creo que ahí encontré la explicación.

Con temas como Oshin y Doused quedé fascinada. Con su toque underground me hicieron bailar de inmediato y aún los bailo con disimulo en mis caminos rutinarios al trabajo.

Volvieron a Berlín en noviembre y me quedé con las ganas de verlos de nuevo. Si bien el disco es una maravilla, este es uno de esos grupos que en directo crecen, envuelven y divierten. Si hay una tercera, intentaré estar cerca.

---
Diiv. Sala Monarch. Berlín 28 de agosto de 2012.

¡Compártelo!