El sonido de la New Generation | Revista independiente de música

Revista de música independiente en:

Más poplacara:

El sonido de la New Generation

Nos permitimos parafrasear el estribillo de New Generation de los Scorpions para toparnos con nuestra primera impresión. "Aquí están los jóvenes, la nueva generación, los únicos que podeis dar un cambio a las cosas" ("Here comes the young, the new generation [...] you are the only ones who can make a change"). Quítese el alegato antibelicista que aporta a la frase la canción original. Añádale un "verano del amor". Agitado pero no removido.

Sen Senra, acompañado de los sevillanos de Vera Fauna, llegaron al espectáculo cogidos del brazo complementando ritmos intensos, no exentos de originalidad e intensidad instrumental. Bien acompañados por una troupe de incondicionales, que bailaron, pisotearon y provocaron más de un pogo o slam a base de una frenética ensalada de codos y empujones que contrastaba en los pasajes en los que todo eran bebidas levantadas por encima de las cabezas y coros. Ambiente prominentemente garage, predominancia absoluta del vocalista y mezclas de diferentes estilos que nos venían atrayendo y alejando de diferentes épocas, desde aquellos lejanos Stooges y 13th Floor Elevators hasta grupos más (relativamente) nuevos como The Black Keys o Mac Demarco y añadiendo aderezzos temáticos playeros a la estela de los Beach Boys.

sensenra

Para ir creando atmósfera los primeros minutos, adelantando a unos Vera Fauna que iban desenfundando su aparataje, consistían en una melodía naif y paradisíaca. De escasa duración, pues al instante se veía las entrañas de la bestia, pobladas de guitarras descarrilantes, bajadas y subidas en velocidad, voces gritonas y agudas que tras mucho sudores, se apagaban en pasajes instrumentales insistentes en su variedad de acordes. El bagaje rockero andalusí recorrió en algunos momentos la sala, identificado como el fantasma de Manuel Molina fallecido unos días antes, así como coétaneos como el Imperio del Perro, primos de zumosol en cuerpo y alma. El exitoso estreno terminaba con un sacudir de guitarras que a punto estaba de emular a los Clash mientras las primeras líneas ensordecían y enloquecían para pasar a un ritmo de caracol y al fundir de plomos final.

sensenra

Llega el cambio, un "change" que nos ahonda en las raíces de esas "vacaciones permanentes" en las que nos quiere sumir el vigués Sen Senra. Vacaciones de esparcimiento, y ausencia de limitaciones que observamos en su álbum debut Permanent Vacations y que se confirma ahora con un directo primerizo aunque potente en formas y contenidos. El recorrido por los temas de este disco tuvo sus primeras paradas en Everyone's got a price y Waiting (el contrapunto baladesco cercenado por un "¡Venga, se acabó la puta coña ya!"). Un conjunto en lo-fi que gira en torno a la pose crooner de Senra, con guitarras claras, chispeos al teclado que van tomando forma en Pza. America y la bailarina Lunatic. "Por fin vamos a poder hacer bien el amor", con el punto psicodélico coaligado a la mítica hippie californiana (irónica o no) de Flowers y la llamativa Looking at you cuyo estribillo repitieron multitud de voces hasta los últimos movimientos y estertores finales. La "new generation" siempre vuelve en diferentes formas y metamorfosis. Y si es acompañado de talento, tanto mejor.

¡Compártelo!