No más Coca Cola | Revista independiente de música

Revista de música independiente en:

Más poplacara:

No más Coca Cola

No, no más Coca Cola. Imposible no cambiarse de bando tras bailar al ritmo de las canciones de Saint Pepsi. Al inicio de su gira europea, ofreció una sesión entregada a base de sus propios hits –o al menos lo son en potencia–, así como remixes –del One More Time a Call Me Maybe– que encajaban a la perfección a la agitada mezcla de estilos que componen su música.

Con apenas un largo, el divertido Hit Vibes, presentado en 2013, y un buen puñado de EPs, está claro que a Ryan DeRobertis no le faltan canciones, ni mucho menos ideas. Su sesión comenzó de forma caótica, aún no había terminado de recoger Miqui Brightside de la sesión que calentó la sala, cuando se oyeron los primeros sonidos de Saint Pepsi que, sosteniendo el portátil con una mano, mientras comenzaba a trastear entre los controles con la otra, no paraba de moverse.

Así transcurrió toda la sesión, completamente entregado, coreando las letras de sus canciones y dando estructuras nuevas a sus temas, sin que estas perdieran nunca el objetivo de hacer bailar a una sala tan entregada como el propio productor.

Hay algo en su música que recuerda a una mezcla entre Girl Talk y The Avalanches, pero desde una perspectiva más disco y pop. Sus canciones se construyen a base de otros temas anteriores, tomemos como ejemplo su infalible Better, resultado de unir a The Whispers y a James Brown. Esa técnica de mash-up no es su única habilidad, como demostró en la resta final de la noche en la que, micrófono en mano, cantó dos canciones. Una de ellas Fiona Coyne, la que canción que sorprendió al propio productor al ver como la sala coreaba ese estribillo tan pegadizo. Es en esa etapa más tecnopop y de canción en la que tiene un mayor potencial para crecer sin límites. Una noche memorable que dejó a todos los asistentes con una frase muy clara: «It’s Saint Pepsi, bitch...».

¡Compártelo!
A